En mundo tan agitado y complicado las relaciones humanas sinceras pueden pasar a un segundo plano. De hecho, muchos jóvenes pueden adquirir malos hábitos para distraerse de un entorno tan convulsionado y las drogas, la bebida y otras actividades perniciosas pueden darle un alivio inmediato pero a un costo muy alto, incluso su propia vida. Sin embargo existen otras formas de enfrentar la vida con un enfoque positivo y enriquecedor, pues nada puede subirte más el ánimo y ayudarte a sortear las peligrosas aguas de la cotidianidad que un verdadero amigo.

pensamientos-valor-amista
pensamientos

La amistad es una de las experiencias más básicas e imprescindibles del ser humano. En efecto, todas las religiones del mundo han descrito la importancia de este tipo de relaciones, pues suponen una forma de conocerse a sí mismo, compartir con el otro y crear una red de apoyo mútuo y sincero. Los seres humanos somos animales sociales, por lo que mantener una amistad verdadera y honesta es imprescindible para enfrentar la vida y aprender habilidades que harán nuestro paso por la existencia mucho más agradable.

Crear y mantener una amistad sincera implica comprender al otro e involucra un complejo sistema de emociones como intereses mutuos, afecto, estima, respeto y la habilidad de apoyar a otras personas en caso de ser necesario, pues una de las características básicas de la amistad es la reciprocidad, ya que debemos dar a medida que recibimos. Ser amigo de alguien supone un intercambio constante: de cariño, soporte emocional, consejos, alegrías y hasta tristezas.

Del mismo modo, la amistad supone incondicionalidad. Aspectos como el nivel socioeconómico, cultural o superficial se dejan de lado, pues la idea fundamental es compartir con la otra persona a un nivel mucho más profundo y es esto lo que crea lazos indestructibles que se mantienen en el tiempo. Estos beneficios, y todos aquellos detalles que comparten día a día, son los que otorgan el verdadero valor de la amistad; pues no se trata sólo del beneficio inmediato de la compañía y de la calidez sino que cada persona que es parte de tu vida se convierte en un maestro que te enseña a conocerte a tí mismo cada segundo, a compartir de forma desinteresada y te recuerdan que el cariño sincero existe. La amistad es sencillamente invaluable, así que agradécele a cada uno de tus amigos el compartir su tiempo contigo.

 

Pensamientos de amistad: El verdadero valor de un amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *