El poder del pensamiento positivo es innegable, de hecho, se ha demostrado que pacientes con cáncer
que aprenden a pensar de forma positiva son capaces de sobreponerse a su enfermedad con más
celeridad y eficiencia. Tu mente rige tu mundo, construye tu realidad y de allí la importancia que
todos los pensamientos que tengas estén orientados a ayudarte a crecer y convertirte en un mejor ser
humano. Invertir energía en aprender a pensar en positivo puede marcar un hito en tu vida.

pensamientos positivos de la vida
pensamientos positivos

El primer ejercicio para aprender a pensar en positivo es más o menos sencillo: se trata del pensamiento
inverso. Por ejemplo, si atrapas tus pensamientos y descubres que estás menospreciándote, diciéndote
cosas como ‘no eres capaz de hacer este trabajo’ o ‘eres un mal padre’ invierte este pensamiento a algo
como: ‘soy un excelente profesional y puedo hacer todo lo que me propongo’ o ‘soy un gran padre, que
da lo mejor de si mismo a sus hijos’. La mente sólo puede ocuparse de un pensamiento a la vez, aunque
sea por breves segundos, así que si la obligas a pensar en positivo; poco a poco podrás formarte el
hábito.

Cada vez que pases frente a un espejo, en vez de hacerte una crítica (estoy muy gorda, me veo fea)
alaba algo en tu físico. Háblate a ti mismo, recuérdate que tienes hermosos ojos, no olvides decirte que te amas tal y como eres.

Establece un plazo razonable para lograr las metas. La forma en la que estructuramos nuestros
pensamientos es un hábito, por lo que no basta hacer un cambio en la forma de pensar durante un par
de días para ver resultados. Necesitas disciplina, así que mantén tus ejercicios durante al menos tres
semanas. Se ha comprobado que se necesitan unos 21 días para enseñar a nuestro cuerpo un nuevo
hábito.

Pensar en positivo no es imposible, puede que tome un poco de tiempo poner en práctica este nuevo
estilo de vida, pero todo el tiempo invertido seguro valdrá la pena; pues los pensamientos positivos
seguramente traerán un cambio increíble a tu cotidianidad.

Pensamientos Positivos: Aprendiendo a pensar en positivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *