Somos directamente responsables de nuestras relaciones, pues somos nosotros quienes enseñamos a los demás cómo deben tratarnos al establecer límites. Sin embargo, hay muchas personas que siempre terminandando más en las relaciones, son ese tipo de personas que viven para complacer a los demás y parecen estar dominados por sus parejas, amigos y familiares. No disfrutan la vida ni sus relaciones, pues siempre temen que si se niegan a algo, perderán definitivamente a las personas.

vives para complacer a los demas
Pensamientos de reflexion

Este tipo de comportamiento está motivado por un profunda necesidad de afecto y piensan
que sólo esa persona que complacen puede proporcionárselo. Las personas que viven en
función de los otros temen el rechazo, se han acostumbrado a bajar la cabeza y aceptar
todos los requerimientos del otro por temor a ser abandonados, por lo que permiten que les
utilicen.

Si este es tu caso, si sientes que siempre das más de lo que recibes, entonces es importante
que escojas un momento de reflexión y concientices que sólo tú tienes el poder de cambiar
esa dinámica. Todas las relaciones deben basarse en el respeto, la reciprocidad, la
consideración y el aprecio. Eres un ser digno de amor y respeto, y tienes el derecho a
pedir lo que necesitas y deseas. Regálate la oportunidad de encontrar relaciones sanas,
en las que no exista el abuso, la injusticia y donde puedas ser quien eres en completa
libertad. Recuerda que también eres responsable de tus relaciones, y estableciendo límites,
aprendiendo a decir NO, exigiendo desde el amor tus derechos y necesidades puedes
fomentar una relación sana, en la que la reciprocidad y la justicia sean las claves. Mereces
eso y mucho más.

¿Vives para complacer a los demás?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *