Si estás enamorado, seguramente te has planteado la idea de compartir tu espacio y tu vida con esa persona especial y este acontecimiento puede convertirse en la mejor experiencia de tu vida o en un pequeño infierno. Todos sabemos de esas parejas que se casan y terminan divorciándose después de un año de terrible convivencia. Las estadísticas no están a favor de los románticos, pero es posible deshacerse de estos terribles vaticinios si comienzas tu vida en pareja con el pie derecho y evitas los dos errores que pueden deshacer tu nuevo hogar.

vivir en pareja, pensamientos de amor
Vivir en pareja

Uno de los errores típicos en las parejas que comienzan a vivir juntas es hacerlo antes de tiempo. Si bien es cierto que es difícil determinar el momento justo, es necesario que esperes a cumplir al menos un año de relación con esa persona. La razón es muy sencilla: durante los primeros seis meses (incluso ocho) hay neurotransmisores que producen serotonina y otras sustancias que llaman las hormonas de la felicidad y que son las responsables de esos sentimientos intensos al principio de la relación: mariposas en el estómago, sentir que caminas sobre nubes, deseos de estar siempre en compañía de esa persona y mucho más. El problema con estas hormonas es que no permiten que conozcas en realidad a la persona, nublan tu razón y no te deja ver los diferentes aspectos de tu pareja con objetividad. Mudarse con una persona durante esta etapa resulta mágico al principio, pero cuando
desciende el nivel de estas sustancias, comienzas a conocer de verdad a esa otra persona, con todas sus particularidades, virtudes y defectos. Es en este punto cuando discusiones por cosas cotidianas que empiezan a aparecer ‘repentinamente’ comienzan a hacer mella en la relación y pueden conducirla al fracaso. Esos comportamientos que tanto pueden molestarte siempre han sido parte de sus hábitos, sólo que hasta ahora has comenzado a notarlos.

Cuando vives en pareja es muy sencillo perderse en el otro, olvidarse de la individualidad, de esos pequeños aspectos que componen tu personalidad y tu vida; lo que a la larga puede hacerte sentir frustrado, deprimido y afectar a tu pareja. El respeto por el espacio y la personalidad de la pareja es fundamental para una convivencia armoniosa. Para construir un ‘nosotros’ hacen falta dos individuos; es decir, conservar la identidad propia y respetar la del otro es necesario para tener éxito.Algunos síntomas de la pérdida de identidad puede ser abandonar las actividades que solías hacer por diversión, dejar de ver completamente a tus amigos y centrar todas tus actividades en torno a tu ser amado. La forma más sencilla de evitarlo es continuar en la medida de lo posible con tu vida, incluyendo a tu pareja si es de su agrado, y respetando el tiempo a solas que tu compañero pueda necesitar. Realicen
algunas actividades juntos, pero también reserven tiempo para sí mismos. Así mismo, no olvides que la comunicación es fundamental para la construcción de una pareja sana y exitosa. Cultiva la confianza, el diálogo y la sinceridad con la persona que amas y que, a partir de este momento, se convertirá en tu compañero de vida.

 

Vivir en pareja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *